SEMANA DE LA PAZ 2023

Promovida por la vicaría episcopal de pastoral de evangelización y siguiendo el mensaje del Papa Francisco con motivo de la celebración del día mundial de la Paz, entre el 23 y el 27 de enero, se ha celebrado en nuestra diócesis la Semana de la Paz. Este evento esta dirigido especialmente a niños y jóvenes de los distintos centros educativos de la provincia.El lema elegido para este año es "Nadie puede salvarse solo" y será el eje central de la dinámica-taller que se ha realizado en todos los colegios tanto públicos como concertados que han pedido participar en la iniciativa. Los miembros de los servicios de la vicaría episcopal de pastoral de evangelización han visitado los colegios ofreciendo una actividad en la que se reflexionado sobre los distintos tipos de violencia y lo que cada uno de nosotros puede hacer para combatirla y reparar los daños que esta deja. Como culminación de la Semana de la Paz, el viernes 27 de enero, con la presencia del señor Obispo, se ha realizado un encuentro oracional en la Catedral El Buen Pastor. Han acudido a este encuentro 600 jóvenes de diferentes colegios.

En las palabras del obispo a los jóvenes ha hecho referencia a las obras que se están realizando en la catedral:

"Hacen falta grandes arquitectos para grandes obras. También vemos que en el mundo hay guerras y que hay mucho trabajo que afrontar, son necesarias grandes mentes para solucionar estos problemas. Pero la paz no se construye solo con arquitectos, tambien hacen falta artesanos que construyen en lo pequeño.

Como el Basque Culinary Center que tenemos en nuestra ciudad.
También lo vemos en nuestras casas cuando nuestros padres no construyen grandes catedrales sino una comida con cariño para que todos disfrutemos en casa, en familia.
La paz necesita que todos y cada uno seamos como esos cocineros artesanos que tienen ese arte de hacer de las cosas pequeñas, cosas grandes."

Además Mons. Fernando Prado les ha dado una "receta" de 5 ingredientes para una paz artesana:

Barkamena - perdón:
Todos tenemos la experiencia de habernos sentido ofendidos o de haber ofendido a alguien. Necesitamos el perdon, perdonar y ser perdonados.

Anistasuna - diversidad:
Todos somos diferentes, hacemos las cosas de manera diferente, tenemos diferentes gustos,diferentes puntos de vista. Es algo bueno. Somos diferentes, no enemigos.

Kemena-paciencia: las catedrales no se construyen en un mes ni en un año. Para contruir la paz hace falta paciencia

Etorkizuna-futuro: debemos pensar en el futuro. Con lo que hacemos ahora contruiremos un futuro de paz.

Anaitasuna- hermandad: es más que la amistad, es de nuestra sangre. No mera solidaridad. Somos cristianos y Jesús nos enseñó que todos somos hermanos porque somos hijos de un mismo Padre, Dios.

Estos pueden ser los ingredientes que podemos usar para ser artesanos de la paz.

SEMANA DE LA PAZ - BAKEAREN ASTEA 2022

Reflexión de Xabier Andonegi, delegado diocesano de CARITAS GIPUZKOA